Domingo, Octubre 22, 2017

Noticias & Promociones

Esos pobres angelitos

Imprimir Correo electrónico

Hemos finalizado con las pariciones por este año, no fue un buen año, lo crudo y lluvioso del invierno se hizo sentir entre el ganado y las muertes por neumonias o terneros prematuros no fueron pocas. Como diría Diogenes, un mal año… vacas no querían a sus terneros y los abandonaban… vacas no tenían la suficiente leche como para alimentar a sus crías… vacas malas madres… terneros huérfanos…, en fin.

Bajo este escenario, la ternerera semana a semana recibía a un nuevo miembro, los nombres para esos terneros frente a quienes, biberón en mano, asumiríamos el rol de madre nacían espontáneamente; KAEL, un cariblanco abandonado con pinta de un vecino… MIGUELINA, ternerita chica y hambrienta que perdió a su madre… DON RAMÓN, flaco como él solo, cuya madre no podía entregarle la suficiente leche…LA CIEGUITA, ternerita que nació sin vista y que necesita de la ayuda de nosotros para alimentarse de su madre… MAMÓN, ternero regalón que tras un parto traumático al amanecer, le fue comida gran parte de su lengua por los jotes y abandonado por su madre… , entre muchos otros.


Pobres angelitos, pobres criaturas para quienes nosotros somos imprescindibles en esta primera etapa de su alimentación… día a día, sus cuerpos se van desarrollando y haciéndose más fuertes, día a día, ya no dependen tanto de nosotros, puesto que dentro de su dieta comienzan a cambiar la leche por el pasto… día a día, nosotros sus “madres adoptivas” nos vamos haciendo la idea de no encariñarnos tanto puesto que mañana tendrán que partir…. Es la ley de la vida, es la vida.

Nota: en la foto MIGUELINA adelante , MAMÓN atrás, junto a Juan y Diogenes